Historia

La Escuela Experimental de Música nace de la reflexión profunda de un grupo de personas que constituyeron el Conservatorio Regional y la Sociedad Bach liderado por el Músico compositor Jorge Peña Hen, quienes ante la imposibilidad de concretar sus proyectos culturales musicales debido a los escasos recursos económicos a los cuales tenían acceso: Aportes propios de sus miembros y pequeños aportes del Municipio, ven la necesidad de buscar una solución trascendente. Se forma entonces en 1964 una comisión integrada por abogados músicos : Dionisio Rodríguez Aguirre, Héctor Larraguibel y profesores músicos: Lidia Urrutia Canut de Bon, Max Muñoz Hernández y Lautaro Rojas Flores quienes a través de un análisis pedagógico socio cultural concluyeron que, si a través del medio directo que es la educación, no se inicia al niño en el hacer música, la cultura musical quedaría encerrada en una súper estructura de la cultura musical chilena de entonces, creadores de talentos de rápido desarrollo, porque ha sido copiado de tipologías extranjeras , de elite de altos recursos ante un auditorio pasivo, en desmedro del cultivo de ella en la actitud creadora del cultor, abriendo la posibilidad a la formación de músicos para crear música e interpretarla en conjuntos y orquestas.

Así nació el Plan de Extensión docente que consistió en la selección de 150 niños de las escuela N° 5; 6; 10; y 11 y Escuela Anexa la Normal a los que se les enseñó a tocar diferentes instrumentos; las clases se realizaban en las mismas escuelas después de sus jornada habituales y las impartían miembros del conservatorio Regional y de la Sociedad Bach ad-honorem destacando entre ellos en representación de muchos que han quedado en el anonimato a Froilan Zelaya y Rosauro Arriagada reconocidos maestro de la fila de los vientos. De estos 150 alumnos inscritos solo quedaron 50, los que integraron la primera Orquesta Sinfónica Infantil del país y Latinoamérica, quienes dieron su primer concierto en nuestra ciudad el 20 de Diciembre de 1964. Una vez obtenido el reconocimiento de la efectividad de esta ardua labor liderada por Jorge Peña Hen el día 13 de Mayo de 1965 el Ministerio de Educación crea la Escuela Experimental de Música, dando un primer paso a la descentralización para la formación musical a regiones. La Escuela Experimental de Música funcionó dos años con profesores de ramos generales designados por el Ministerio y la formación musical con el apoyo del Conservatorio Regional siendo la Sociedad Bach la que proporciono en arriendo la casa ubicada en Prat # 430 que luego cedió para el desarrollo de este proyecto.

El 3 de Octubre de 1965 la Orquesta sinfónica de Niños de La Serena viaja por primera vez a Santiago cuyo concierto conmueve las raíces de la docencia musical y a las autoridades gubernamentales sensibilizándolas a apoyar y proporcionar los recursos que tanta falta hacían. Se crea una ley que obliga a los teatro ,cines y espectáculos artísticos a donar el diez por ciento de las entradas en las provincias de Atacama y Coquimbo las cuales quedaban para ser administradas por la sociedad Bach para labores de docencia y extensión, recursos que son traspasados a la Universidad de Chile, cuando se le pide que asuma la tutela de la enseñanza y entonces se construyen los planes y programas tanto de música como de asignaturas generales dejando su anterior estructura de experimental en planes y programas consolidados.

En 1966 se iniciaron actividades que dieron paso a una educación artística integral e integrada a la educación general. Surgió el conjunto de arte dramático cuyos resultados se manifestaron en la representación de la ópera infantil “La Cenicienta” compuesta por Jorge Peña con texto de Oscar Jara, esto permitió nominar a la escuela por algunos años “Escuela Experimental de Música y de la Representación”. En 1967 la escuela Experimental de Música produce un impacto tan fuerte que recibe apoyo de parte de la instituciones norteamericanas como Peace Corp quien envía jóvenes voluntarios con experiencia a apoyar en la docencia musical y recibe donaciones en instrumentos de organismos extranjeros. Entre 1968 y 1970 la Orquesta sinfónica Infantil y posteriormente la Orquesta Juvenil Pedro Humberto Allende realizan giras a Perú, Argentina y Cuba.

En 1973 Jorge Peña Hen es asesinado por la Caravana de la muerte y es el momento de inicio de un período de 10 años en que la escuela fue sostenida por el valor y la voluntad de personas que impidieron con su tesón y esfuerzo que este proyecto se extinguiera: Hector Razzeto , Mario Olivares, Juan Fundas Carmona quien por 30 años estuvo como director de la Escuela Experimental de Música logrando mantener vivo el espíritu de estos niños y jóvenes quienes sorteando dificultades propias de la tensión política de la época y otras problemáticas como la disposición de espacios físicos para realizar el proyecto lograron mantener . En 1982 con la reforma de las universidades chilenas en las regiones, dejaron de funcionar las universidades sedes, reconfigurándose como universidades autónomas las que debieron amoldarse al nuevo sistema económico que impulso el gobierno de la época, basado en la auto gestión y el auto financiamiento de esta manera la escuela experimental de música quedo bajo el gobierno de la universidad de La Serena. En este marco las nuevas autoridades decidieron evaluar la continuidad de la Escuela Experimental de Música, principalmente por los altos costos que esto significaba, para ello convocaron a connotado músicos de Santiago quienes constituyeron una comisión evaluadora presidida por el Maestro Fernando Rosas, recientemente fallecido, ésta propuso la reestructuración de la planta de Profesores del departamento de Música y del plan musical de la escuela; contrataron nuevos profesionales, dando un nuevo impulso a la escuela.

La Escuela de Música Jorge Peña Hen a 50 años de su creación ha sido embajadora de la cultura musical a través de nuestros jóvenes y niños en su labores de extensión propias de su quehacer tanto en el país, en Latinoamérica y en Europa, constituyéndose en un modelo que ha proliferado en la creación de una vasta actividad musical de niños y jóvenes y que hoy como adultos forman parte de  importantes orquestas en el país y el mundo.